lunes, agosto 8, 2022
aniversariocine

El poder de la gitana, arrástrame al infierno, Drag me to hell, mes de aniversario

el poder de la gitana drag me to hell

Christine es una empleada de banco, que cuando ve su oportunidad para escalar en la empresa, no piensa en las consecuencias. Christine está por descubrir el poder de una gitana. Drag me to hell, Arrástrame al infierno esta de aniversario este mes de mayo. El estreno del filme fue el 29 de mayo de 2009.

Dirigida por el Sam Raimi y protagoniza por Alison Lohman estamos ante una historia de thriller terror de una duración de una hora con treinta nueve minutos.

El rastro de la gitana

La historia inicia en California en la ciudad de Pasadena en el año 1969, una pareja de aldeanos desesperados llegan a donde la médium Shaun San Dena, su proposito trata de buscar ayuda para su hijo quien dice ver y escuchar apariciones monstruosas. Pero a pesar del poder de la médium una extraña fuerza invisible lleva el niño a ser arrastrado por el averno.

La dama Ganush y Christine

Ahora nos adelantamos en el tiempo hasta el 2009, donde Christine Brown es una ejecutiva encargada de prestamos, pero Christine debió pensarlo dos veces antes de ir a trabajar ese día, como buena empleada la señorita Brown espera ser ascendida a puesto de asistente de gerente, pero no esta sola, tiene que competir contra Stu Rubin. El jefe de Christine le da un consejo que parecía bueno pero que pronto no lo será. Le dijo que debía ser fuerte y tomar decisiones extremas para poder ascender en la empresa. Mal consejo jefe y ya vamos a ver el motivo.

Christine vuelve a su trabajo donde la espera una anciana llamada Sylvia Ganush, esta extraña mujer quiere una extensión de su hipoteca. Por el consejo del jefe Christine decide cambiar de planes y negar la extensión a la dama Ganush, grave error Christine. Sylvia le sigue rogando a Christine por su casa, no puede perder el lugar, es todo lo que le queda, la señorita Brown se niega a hacerle caso y llama a seguridad para que retiren a la señora. Lo que parece una jugada magistral a nivel laboral, pronto se verá que fue un grave error.

Las palabras de la gitana

Luego ese mismo día Christine se retira de su trabajo feliz por lo ocurrido, se dirige al estacionamiento, donde al montarse en su auto es atacada por Ganush, en la lucha Sylvia toma un botón de la chaqueta de Christine y dice unas palabras revelando que es una gitana. Christine logra huir.

Advertencia del futuro

Esa noche Christine y su novio Clay pasean tranquilamente por la ciudad cuando se encuentran con la tienda de un adivino llamado Rham Jas, lo que parece un juego para leer la mano resulta en una advertencia para Christine, ella ha sido hechizada con un espíritu. Christine y Clay creen que el adivino esta jugando para ganar dinero.

Pesadillas y algo más

Christine cree que todo son supersticiones absurdas, pero esa noche tiene sueños muy vividos con la señora Ganush, la gitana parece estar atormentando a la pobre Christine.

La tormenta apenas inicia

Al dia siguiente Christine no se puede concentrar incluso tiene arranques de ira contra sus compañeros de trabajo, especialmente Stu, pero lo más preocupante es que parece que su salud se esta deteriorando al sangrar por la nariz incluso su jefe queda cubierto por este extraño sangrado. Christine desesperada decide hablar con Sylvia Ganush solo para descubrir que ella ha fallecido. En la vela Christine trata de ver a la anciana, pero termina por tropezarse con la difunta, quedando el cadáver en su rostro, Christine cree estar dormida luego de tan espeluznante suceso.

Tres días

Una atormentada Christine se dirige a ver al psíquico Rham Jas el mismo que vieron aquella noche, el hombre le comunica que una Lamia la persigue, este ser la va a molestar por tres días y el tercer día la llevará al averno o Hades. Ya para este momento Christine se da cuenta que meterse con una gitana fue una muy mala idea.

¿Lamia?

Lamia de la mitología griega es una mujer que asusta a los niños y seductora de varones. Es una especie de sirena, ella fue la reina de Libia convertida en un demonio por los celos de Hera cuando Zeus se fijo en la reina. Similar a algunas representaciones de Medusa, la lamia no suele tener piernas sino una cola de serpiente de la cintura hacia abajo, similar a una sirena en apariencia pero en vez de cola de pez, cola de serpiente, la lamia es incapaz de cerrar sus ojos.